Emprendimientos locales que reducen la huella de carbono y consiguen dólares

De consultora a SaaS

LEAF Sustainable Innovation nació como una consultora creada por los ingenieros ambientales Ignacio Barutta y Natalia Drault, que cuentan con una trayectoria de casi veinte años dedicada al acompañamiento de empresas en sus estrategias de descarbonización. Pero más tarde se reconvirtió en climate tech, para ofrecer a firmas de distintos tamaños y actividades la posibilidad de medir y gestionar sus huellas de carbono mediante un modelo de Software como Servicio (SaaS), que cobran a través de una suscripción anual.Diego Noriega, Natalia Drault, Ignacio Barutta y Julián Drault, de LEAF

Diego Noriega, Natalia Drault, Ignacio Barutta y Julián Drault, de LEAF

“En vez de calcular la huella de carbono de lo que ocurrió, como si fuera una foto, se busca la película: reducir la huella de carbono mediante la definición de metas, la implementación de acciones y el monitoreo continuo para lograr los objetivos”, precisó Barutta.

Con clientes distribuidos en Argentina, Colombia y Estados Unidos, cerraron el año pasado con ventas por 150.000 dólares. LEAF basa su negocio en los propios ingresos operativos, lo que en la jerga se denomina bootstrapping. Sin embargo, ese paso de consultora a startup se dio a partir de la asociación de la consultora con SquadS Ventures, un fondo de inversión creado por Diego Noriega (cofundador de Alamaula, que vendió a eBay, y ex Newtopia VC) y de Julián Drault (cofundador de emBlue).

“Proponemos un modelo diferente de construcción de startups, con mentalidad de bootstrapping y foco en la construcción de vínculos de largo plazo con los diferentes actores del ecosistema. No buscamos crear el próximo unicornio ni seguir el modelo de Silicon Valley, sino algo ajustado a la realidad de América Latina. Ponemos el foco donde tiene que estar: en los clientes”, subrayó Noriega.

“En el caso de LEAF, organizamos charlas en los eventos Carbon Forum de la Argentina, México y Ecuador, además de webinars en los que tuvimos el apoyo de cámaras, embajadas y ONG comprometidas en la lucha contra el cambio climático. Así duplicamos los ingresos de LEAF, pasando el componente SaaS del 10 al 46%, y consiguiendo que pase a ser rentable”, agregó.

Keep reading!